martes, 30 de agosto de 2016

"Vuelta al cole" y nuevo parón informativo.

¡Hola a tod@s!

Me explico. Tal y como os comenté en entradas anteriores, estaba previsto abrir de nuevo nuestra "ventana informativa" el próximo día 1 de septiembre,  pero reanudo la actividad hoy para volver a interrumpirla a partir de mañana, debido a un "reseteo" del ordenador. 

No es la primera vez que pasa. El dichoso cacharro "se peta", y lleva unos días para que el informático actúe.Espero que este arreglado y operativo a partir del lunes de la semana que viene.

En cualquier caso, informativamente hablando, poco -mejor dicho, nada- hay que pueda trasladaros como novedad.

A lo largo del próximo mes de septiembre las defensas presentarán el correspondiente recurso de casación y después... a esperar. 

Nuevamente la decisión de hacer justicia -de una vez por todas- quedará en manos de un Tribunal (en esta ocasión, el Tribunal Supremo), que ya ha dejado claro en varias sentencias cual era la naturaleza negocial de Afinsa: mercantil.

En fin, poco más puedo trasladaros, salvo mi profundo agradecimiento por vuestras entradas en C.A. a lo largo de este mes de Agosto y los comentarios cariñosos que habéis ido dejando algunos de vosotr@s, trasladando fuerza y optimismo para hacer frente al panorama que tenemos por delante.

Tan pronto como el ordenata esté otra vez operativo, retomamos. A lo largo del día de hoy seguiré publicando mensajes, porque es mañana cuando se ponen a trabajar con el dichoso tema.

Abrazos para todos. Después de un merecidísimo descanso, que buena falta nos hacía a tod@s, aquí seguimos, con energías renovadas.

"Hablamos" a partir del próximo lunes, Dios mediante.
Mila.

Después de insertar esta entrada, leo esta noticia que os traslado a continuación.  (Enlace a fuente).

¿Se quedará todo en "buenas palabras" y "agua de borrajas", o estaremos verdaderamente ante los primeros pasos para despolitizar, de una vez por todas, las actuaciones judiciales en nuestro país?. 

El tiempo -y las actuaciones judiciales- tienen la última palabra.

martes, 9 de agosto de 2016

Descanso hasta septiembre.

Tal y como ya comunicamos en una entrada anterior, nos tomamos un breve descanso hasta el 1 de septiembre. Nos hace mucha falta a todos. 

Dicho esto, y como viene siendo tónica habitual en Canal Afinsa, cualquier novedad importante que tuviese lugar, referida a nuestro caso, sería inmediatamente trasladada al Blog.

Mi consejo es  que no os desvinculéis del todo y entréis con relativa frecuencia, porque no se sabe en qué momento pueden surgir noticias de vuestro interés.

Felicísimo verano a tod@s. Gracias por seguir este Canal.

Seguiremos informando.

Fuerte abrazo
Mila.

martes, 2 de agosto de 2016

Descanse en paz, Fernando Castellanos.

En recuerdo a nuestro amigo y compañero Fernando.

El pasado día 28 falleció de cáncer nuestro amigo y compañero de Afinsa Fernando Castellanos. 

Como muchos de nosotros, Fernando padeció como empleado y cliente la injusta intervención de la Compañía.

Siempre con un sagaz humor maño, Fernando nos hacía reír. Discreto, humilde, leal, así era Fernando excelente compañero y mejor persona.

Se nos ha ido un hombre justo y bueno al que queríamos y echaremos mucho, mucho de menos.
Descanse en paz. 

Nota de Canal Afinsa: nuestras más sentidas condolencias para sus familiares, amigos y compañeros.




domingo, 31 de julio de 2016

Caso Afinsa: ¡Váyase señor Rajoy!

Pocos artículos sobre Mariano Rajoy Brei  como el que hoy firma Alejo Vidal Quadras, en su columna del digital "Voz Pópuli", trazan un perfil tan certero y ajustado a la realidad para describir la personalidad de uno de los mayores troleros del Reino de España,

Suscribo todas y cada una de sus reflexiones como española y afectada directa que soy por las actuaciones, mentiras y dejación palmaria, en asuntos de vital importancia para España, de este presidente que, en mala hora, ganó unas elecciones con abrumadora mayoría absoluta,  solo para dilapidar el "regalo" de quienes le votamos con la esperanza de que pondría fin, entre otros muchos asuntos,  a un disparate de proporciones bíblicas llevado a cabo por su predecesor: la intervención de las filatélicas.

A la orden de intervenir llevada a cabo por el gobierno del bobo solemne de Zapatero -¿tal vez no tan bobo?- debemos el haber sido intervenidos, pero a la incalificable actitud de Mariano Rajoy, a sus embustes, a su falta de ética como político y  presidente del Gobierno de España -ya hemos comprobado sobradamente cómo es capaz de prometer lo que haga falta, sin pestañear,  para incumplir a renglón seguido, todo lo prometido- le debemos seguir donde estamos, diez años después de aquél nefasto 9 de mayo de 2006. 

Le pese a quién le pese, y se obstine quién se obstine en mirar para otro lado, negando la evidencia, somos víctimas de una intervención política en toda regla; del canibalismo de un monstruo político-financiero, de voracidad y saña insaciable que ha triturado Afinsa -y con ella a todos nosotros- que pudo haber sido descabezado antes de consumar su crímen si este Presidente nuestro hubiese cumplido la promesa realizada en su día, y plasmada por escrito en un documento: "poner todos los medios necesarios a su alcance para que se hiciera justicia". 

¡¡Largate Rajoy!! ¡¡Somos millones quienes no te queremos!!. De no hacerlo,  tal y como acertadamente señala Vidal Quadras, en su artículo, vas camino de erigirte en la figura pública que más daño haya infligido a España desde la Transición.

 Váyase señor Rajoy

 


"Dejando aparte los motivos actuales aducidos por Albert Rivera y Pedro Sánchez para negarse a permitir con su voto favorable o con su abstención la investidura de Mariano Rajoy como Presidente de Gobierno, existen sólidas razones que en muchos países europeos de asentada cultura democrática hubieran determinado desde hace bastante tiempo la dimisión del líder del PP como máximo responsable de dicha formación. Está en primer lugar su evidente incapacidad como gobernante. A finales de 2011, tras la desastrosa etapa Zapatero, España se encontraba inmersa en una crisis galopante que afectaba a los ámbitos económico, institucional, moral y de unidad nacional. Los votantes, conscientes de la gravedad de la situación y profundamente decepcionados por el sectarismo y la frivolidad del entonces Secretario General del PSOE, se arrojaron en brazos del Partido Popular otorgándole la mayoría absoluta más amplia de su historia. A esta circunstancia se añadía la desmoralización completa de un Partido Socialista descabezado y derrotado, lo que ofrecía a Rajoy en aquel momento la posibilidad real de acometer las reformas estructurales que España necesitaba sin tener que vencer apenas resistencia. Si en el primer semestre de 2012 hubiese puesto en marcha, tal como le reclamaron no pocas voces serias de su espacio ideológico, una ambiciosa agenda política abarcando la estructura territorial del Estado, la independencia de la justicia y de los órganos reguladores, la calidad de la educación, la flexibilidad del mercado laboral, la fiscalidad, la eficiencia de la Administración, la reducción del gasto público consuntivo, la democratización interna de los partidos, la erradicación de la corrupción y la mejora del sistema electoral, hoy nuestro país estaría en condiciones de aprovechar al máximo la recuperación. Si con la clase política más incompetente y venal de Europa y un Estado que drena recursos a un ritmo insostenible, estamos creciendo al 3%, no cuesta imaginar como estaríamos si Rajoy hubiese aprovechado la coyuntura extremadamente favorable que se le brindó hace cinco años. 

Rajoy incumplió sus propias promesas electorales y dilapidó miserablemente el enorme capital político que sus compatriotas habían puesto en sus manos

En lugar de traer preparado el conjunto de medidas que todo el mundo sabía que eran urgentes e imprescindibles para volver a la senda del crecimiento y para sanear nuestra partitocracia extractiva y corrupta, no hizo nada, incumplió sus propias promesas electorales y dilapidó miserablemente el enorme capital político que sus compatriotas habían puesto en sus manos. Durante el cuatrienio 2011-2015 se limitó a cumplir mínimamente las exigencias de Bruselas y a aumentar la deuda en 300.000 millones de euros. Como es lógico, esta pasividad unida a la multiplicación de escándalos que afloraron en el PP y a las precarias condiciones de vida a las que la crisis había arrojado a millones de ciudadanos, condujeron a la aparición de nuevos partidos y a la pérdida de sesenta escaños de los conseguidos en las elecciones anteriores. Semejante balance desastroso debiera haberle llevado a dimitir la misma noche del 20 de Diciembre de 2015. Lejos de ello, se agarró al sillón, sometió al país a unos segundos comicios que no han resuelto nada y que nos enfrentan al mismo callejón sin salida de hace seis meses.


Además de su notorio fracaso en el plano político y de su falta de comprensión del alcance y la naturaleza de los problemas que padece España, Rajoy se ha mostrado como un dirigente de muy escaso nivel ético. Prácticamente cualquier primer ministro del mundo occidental sometido a la larga ristra de casos de corrupción que ha experimentado el PP, algunos de los cuales, concretamente el referido a su antiguo tesorero, le atañen directamente, habría dejado su cargo sin vacilar y, si se hubiera resistido, su partido le habría puesto en la calle. Tampoco eso ha sucedido aquí. Ni Rajoy ha dimitido ni el rebaño de dóciles ovejas que pasta en la bancada popular en el Congreso ha reaccionado reclamando la asunción de responsabilidades. 

El hecho de que continúe en su poltrona tras la reciente imputación del PP por destrucción de pruebas demuestra que su sensibilidad moral es comparable a la de un crustáceo.

Rajoy va camino de erigirse en la figura pública que más daño haya infligido a España

Los que acusan a Ciudadanos y al PSOE de falta de sentido de Estado por negarse a la investidura de Mariano Rajoy debieran tener en cuenta la trayectoria del aún Presidente en funciones antes de formular tales reproches. Y es que efectivamente hay que tener mucho estómago para mantener en La Moncloa a quién se ha convertido en el paradigma y la imagen visible de todas las deficiencias y vergüenzas del agonizante régimen del 78. En su insistencia de seguir ahí contra toda lógica política y contra el más elemental concepto de la decencia, Rajoy va camino de erigirse en la figura pública que más daño haya infligido a España desde la Transición.




viernes, 29 de julio de 2016

Caso Afinsa: "Al final, todo sale bien; y si no sale bien… es que no es el final"

Esta hermosa frase, regalo de un amigo, invita a reflexionar y atemperar nuestros ánimos, después del "leñazo" con el que nos han obsequiado los jueces de la Sección Primera de lo Penal de la Audiencia Nacional.

Pasadas casi cuarenta y ocho horas desde que se hiciera pública la sentencia condenatoria de los directivos de Afinsa, y con la inmensa alegría que ha supuesto la decisión de esos mismos jueces de no enviarles a prisión, mi ánimo está algo más tranquilo y, desde luego, mucho más esperanzado en que, tal y como reza el refrán indio que encabeza esta entrada, "al final, todo sale bien".

Servirá el "interin" que se produzca hasta el cierre del ignominioso proceso puesto en marcha hace diez años, para ir desvelando muchas de las claves que aclaran por qué estamos donde estamos, y quién nos ha llevado hasta aqui.

Este Tribunal, como bien puntualizase el director de "El Gato al Agua", Javier Algarra, parece haber puesto especial interés en que en la sentencia condenatoria no aparezca ni rastro de la génesis de este disparate: la orden de intervención dada por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. "Nada de politizar este asunto", bien podría haber sido la consigna dada al Tribunal, desde las más altas instancias, con el fin de evitar, a toda costa, cualquier tipo de sospecha que desvie la atención hacia "lo político", y abra interrogantes sobre la existencia real de la tan traída y llevada "estafa piramidal".

Así, la "gran visión" de conjunto que ha ofrecido el bombazo de la incalificable sentencia, ciega los detalles. O lo que es lo mismo, hace que los árboles nos impidan ver el bosque. Y, sin embargo, es en los pequeños detalles donde generalmente se encuentra la explicación de los grandes interrogantes. 

Me explico. Una noticia publicada hoy en "El Español", firmada por la tal Carlota Guindal, "periodista" que está citada con todos los honores en mi segundo libro "El Saqueo de Afinsa -La verdadera historia de una intervención", por los aberrantes epítetos utilizados para calificar a la cúpula directiva de Afinsa, tildándoles de "capos mafiosos", incorpora una frase que, analizada en detalle, resulta extraordinariamente reveladora.  La noticia, encabezada con el siguiente titular "La Audiencia Nacional rechaza el ingreso en prisión de los cabecillas de Afinsa" (la Guindal, vulgar y tosca como ella sola, a la hora de titular) señala, entre otras cuestiones, que: "Por otra parte, la Fiscalía General del Estado había emitido una nota en la que valora positivamente la sentencia dictada por la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional en el caso Afinsa, "la mayor estafa piramidal juzgada en España hasta la fecha, ya que el Tribunal estima todas las tesis de la acusación pública y respaldaba de esta manera el laborioso y complejo trabajo realizado durante casi 10 años por el Ministerio Fiscal, que propició el inicio del procedimiento con la presentación de la correspondiente querella". 

Es decir, que la Fiscalía General del Estado, con su Fiscal General (Partido Popular), a la cabeza, se pronuncia abiertamente y respalda todas las actuaciones puestas en marcha hace diez años por el Ministerio Fiscal (PSOE); actuaciones estas que, por otra parte, y según revela el Boletín "Puntos de Vista", editado por la Ejecutiva Federal del Partido Socialista, se pusieron en marcha por orden directa del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

A la vista de estos pronunciamientos, -yo me pregunto si es habitual que la Fiscalía General del Estado se pronuncie con semejante firmeza para respaldar actuaciones de sus Fiscales- ¿cabe ya alguna duda del origen político de esta intervención y del escándalo que supondría dar marcha atrás para enmendar (los populares), el disparate puesto en marcha el 9 de mayo de 2006, por sus compis de bancada (los socialistas), a través de la Agencia Tributaria?

Estamos ante un "sostenella y no enmendalla" que ha convertido en un auténtico via-crucis la vida de miles de personas, se ha llevado por delante una empresa ejemplar y ha barrido de un plumazo un sector de inversión pujante e independiente, fuera del alcance de las garras de la todopoderosa Banca, que, para más inri, estaba en condiciones de iniciar la comercialización y venta de oro como bien tangible de inversión y colección (bullions), a través de A-Mark, empresa autorizada por la Casa de la Moneda norteamericana, que había sido adquirida un año antes de la intervención por ESCALA Group, filial de Afinsa en U.S.A., y ese empecinamiento solo puede ser zanjado, de una vez por todas, por jueces independientes y valientes, que dicten sentencia absolutoria contra los ahora condenados, poniendo fin con ello a la presunta caterva de disparates y prevaricaciones llevadas a cabo, por terceros, en determinados pronunciamientos. Pues bien: yo sigo confiando en que esos jueces, valientes e independientes, existen y trabajan cada día para que se haga justicia en España.

El tiempo termina por poner todo y a todos en su sitio. Han pasado demasiados años desde que nos intervinieron y las cosas parecen haberse torcido, definitivamente, con el último estacazo propiciado por sus señorías pero, querid@s amig@s, a pesar de estar al límite, hay que seguir luchando y confiando porque, tal y como dice el refrán, cuando las cosas no salen bien, es que no es el final.

Buen día para tod@s, feliz comienzo vacacional de Agosto para quienes lo inicien viajando, y también para aquellos que lo disfruten "en casa".

Mila.