sábado, 16 de septiembre de 2017

AFINSA FORUM: SIN RESPUESTA DEL GOBIERNO. Continúa la huelga de hambre de los afectados por los 'casos' Afinsa y Forum

Excelente crónica con la firma de Carlos Lospitao, en "Estrella Digital".

Los huelguistas han cambiado la ubicación de su protesta a las cercanías del Reina Sofía, tras ser desmantelados por la Policía el pasado martes. Hasta el momento, la Administración Central no se ha pronunciado y los afectados sólo han recibido la visita de algún diputado de Ciudadanos.

 "O consigo que se haga justicia con nosotros o yo me voy para el otro barrio". Esta es la declaración desesperada de una de las huelguistas de hambre que desde este martes protesta por los 'casos' de Afinsa y Forum. Esta persona sufre una afección cardiaca y su marcapasos ha dejado de emitir señales al personal de la Comunidad de Madrid que se encarga de monitorizar su situación, pero esto ha quedado en un segundo plano. Lo importante para ella y para otras cuatro personas que se encuentran sin probar bocado y durmiendo al raso es que el Gobierno les escuche. 

 (Enlace a fuente:Estrella Digital)

---------------------------------------------------
Por otra parte, la Plataforma Blanca de Clientes de Madrid, con más de 20.000 asociados, (España y Portugal), ha insertado en su página web la noticia de la huelga de hambre iniciada por nuestras compañeras Carmen, Conchi y Peña, con la que se solidarizan. Desde su página animan a sus asociados a mostrar su apoyo y cariño a las huelguistas.

En nombre de todos los clientes, ¡¡Gracias!!.
(Enlace a WEB PB Madrid)


De igual manera se solidariza con la iniciativa la Asociación de Afectados de Afinsa, desde las páginas de su Blog, en las que invita a seguir los pormenores de la huelga a través de otro blog con el que conectamos con frecuencia: ANVIFA. Nuestro agradecimiento para todos ellos. 

(Enlace a Blog Asociación Afectados Afinsa) 


Finalmente, desde Cataluña, otra Asociación (ASAFFO), en la misma línea que las anteriores, denuncia en su Blog la situación que estamos viviendo desde hace once años y apoya la iniciativa de nuestras queridas compañeras huelguistas. También para ellos ¡Gracias! (Enlace a ASAFFO)

Esta es, indiscutiblemente, la línea que debemos seguir. Todos unidos frente a esta tremenda injusticia que ya dura demasiado, por la que tres mujeres, compañeras y representantes de TODOS NOSOTROS se encuentran ahora mismo EN LA TERRIBLE Y DURÍSIMA SITUACIÓN DE SOSTENER UNA HUELGA DE HAMBRE INDEFINIDA.

viernes, 15 de septiembre de 2017

Afinsa-Forum: 4º día de Huelga de Hambre - Exterior Museo Reina Sofia.

Invitamos a los compañeros administradores de otros blogs y páginas web  que todavía no se han hecho eco de la noticia, a insertarla para conocimiento general.  Ayudadnos a circularla, por favor. Deberíamos acudir en masa a acompañarlas. Ellas tres nos representan a TODOS
Gracias.
Nuestra querida Conchi .


¡¡Peña, Carmen y Conchi esperan vuestra visita!!

























Por otra parte, extraordinaria y rigurosa cobertura de los digitales "El Confidencial" y el "Extraconfidencial", en su seguimiento de la huelga de hambre. Nuestro sincero y profundo agradecimiento a l@s periodistas que han cubierto la noticia. Como podéis ver, la cobertura de la prensa de papel brilla por su ausencia. La profesionalidad y agilidad de los digitales independientes, les gana por la mano¡Gracias!

EL CONFIDENCIAL 

Miembros de la Plataforma de Afectados de Fórum y Afinsa mantienen su huelga de hambre en Madrid por cuarto día consecutivo en espera de Justicia y a pesar de las trabas del Ayuntamiento de Madrid y la Delegación del Gobierno

 

jueves, 14 de septiembre de 2017

Huelga de hambre clientes de Afinsa y Forum - Intereconomía también se hace eco de la noticia en un extenso artículo.

 ¡Gracias!

Enlace a noticia

Afectados de Afinsa y Fórum -en Huelga de Hambre - Crónica Global.

Carlos Quílez se hace eco una vez más de nuestro problema, y dedica un acertado artículo a la huelga de hambre que están llevando a cabo nuestros compañeros compañeros.

¡Gracias!.

(Enlace a Crónica)

Importante Llamamiento a Clientes de Afinsa y Fórum: Apoyo a nuestros compañeros en huelga de hambre.

Queridos amigos:

Informativa y "técnicamente"  hablando, tenemos ahora mismo muchos frentes abiertos que necesitan muchísima dedicación y trabajo que no siempre resulta "visible",de cara a la opinión pública.

Precisamente por eso agradecemos inmensamente la labor de nuestros compañeros del Bog de ANVIFA. Se ocupan de recopilar y subir aquellas notas, vídeos y comentarios relativos a la huelga de hambre que llevan a cabo nuestr@s compañer@s (esta noche se ha unido otra persona más), lo cual supone un tremendo aporte para nuestro Canal por ahorro de tiempo en editarlos y subirlos, y nos permite ocuparnos de otras "cosas".

¡¡Gracias ANVIFA!!.

¡¡Gracias compañer@s en huelga!!

Juntos lo vamos a conseguir.
M.

 Pinchad en este enlace para manteneros puntualmente informados.


miércoles, 13 de septiembre de 2017

Casos Afinsa y Fórum Filatélico: Expoliados por el Gobierno Socialista, en huelga de hambre.

 "Lo único que no puedes quitarme es la forma en que decido responder a lo que me haces. La última de las libertades es elegir mi actitud personal en cualquier circunstancia"
(Viktor Frankle)

"Cuando ya no somos capaces de cambiar una situación, nos desafían a cambiar nosotros mismos"
(Viktor Frankle)

Dan pie a esta entrada dos citas de quien se vio privado de libertad durante años y sufrió, como prisionero, los horrores del campo de concentración de Auschwitz. Salvando las tremendas distancias que separan la situación en la que se encuentran medio millón de familias expoliadas en 2006 por orden directa del entonces gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y de quién sufrió y compartió con miles los horrores infringidos por los criminales nazis, siempre he pensado desde que nos intervinieron, hace once años ya,  que ambas situaciones tienen un cierto paralelismo entre si. No en vano quienes hemos sufrido la brutal intervención de Afinsa y Fórum, a golpe de subfusil y con ladridos de perros policía como música de fondo -algunos ecos nazis resuenan en lo anterior-  llevamos once años "prisioneros" en un "corralito" patrimonial con implicaciones y derivaciones político financieras que ha traído a nuestras vidas más daño, ruina, sufrimiento y desesperación del que jamás hubiéramos podido imaginar. (*)

Durante estos interminables meses hemos intentado encontrar sentido a nuestro sufrimiento. Nos hemos preguntado miles de veces por qué se intervinieron estas empresas, por qué nos han arruinado y castigado de esta manera y quién ha salido favorecido con tamaña canallada, mortificándonos con las respuestas una y otra vez, indignándonos de manera progresiva, porque con el paso del tiempo hemos tomado conciencia de la extraordinaria magnitud del problema que ahora supone solucionar las irresponsables cuando no ilícitas actuaciones puestas en marcha por un gobierno intervencionista, inmisericorde y taimado, que vaya usted a saber qué intereses espurios favoreció y que prebendas recibió a consecuencia de tan irregular intervención.

Pero, el sufrimiento deja de ser sufrimiento en el momento en el que uno toma verdadera conciencia de la situación en la que se encuentra y decide que lo único que nadie puede quitarle, jamás, es la manera en que decide responder a aquello que le hacen; que la verdadera libertad del individuo consiste en elegir la actitud de como quiere vivir su propia vida, en cualquier circunstancia. Así, cuando ya nos damos cuenta de que no somos capaces de cambiar una situación, porque las decisiones y el rumbo de los acontecimientos están en manos de otros y por lo tanto fuera de nuestro ámbito de control, el desafío que se nos presenta es cambiar la manera de actuar nosotros mismos.

Y ha sido desde este cambio de actitud, desde ese tomar el control de los actos propios, que un grupo de personas perjudicadas por la intervención de las filatélicas han decidido ponerse en huelga de hambre indefinida como protesta por una situación que ya dura demasiado tiempo y a la que, a corto plazo, no le ven ninguna solución. Piden ser recibidos por el Gobierno, que les escuchen, que se conozca y se haga público el trasunto que esconde la intervención y que desde las altas instancias gubernamentales tomen cartas en un asunto que ellos, los Populares, no propiciaron, pero que se les pudre y escapa de entre las manos, inevitablemente, cada día un poco más. Est@s compañer@s en huelga de hambre exigen que se conozca la verdad, que se haga justicia y que se restituya el patrimonio que en su día les fue -y nos fue- expoliado. Ese es el orden.  No exigen que el gobierno y los contribuyentes paguen los "platos rotos" de una estafa, sencillamente porque no existe tal.  La orden de intervenir judicialmente las filatélicas, clausurando ambas compañías y expoliando con ello el patrimonio de sus clientes, obedeció al mandato expreso del propio Gobierno Socialista, según queda acreditado en un documento de la propia Ejecutiva del Partido, circulado tan solo diez días después de haber tenido lugar la intervención. 

Aceptando, en términos generales, que todos aquellos políticos decentes y conscientes de la responsabilidad que tienen con los ciudadanos a quienes representan, siempre podrán mirarse al espejo sin perder con ello un ápice de dignidad pese a la situación del momento, tenemos que ayer, tres de esos políticos -de partidos diferentes- se acercaron al lugar en el que los huelguistas han acampado para mostrarles con ese gesto su cariño, comprensión y solidaridad. A los tres, gracias.

Ninguno de ellos pertenecía al partido interventor causante de nuestro expolio, nuestra ruina y nuestra desgracia. ¿Para qué van ellos a desplazarse hasta los expoliados? ¿Para qué solidarizarse? ¿Para qué trasladarles, como hicieron otros, el compromiso de que se emplearán a fondo en encontrar una solución para este tremendo descalabro? Si por ellos fuera, lo que ya han destrozado y dejado en un estado calamitoso únicamente debería ir a peor. Y si en el proceso nos morimos todos los clientes, porque la tragedia finalmente se nos lleva a todos por delante, pues mejor. Les va mucho en ello. No interesa, para nada, que se conozca toda la verdad.  Capa sobre capa de mentiras han creado durante años un monstruoso dogma que ha penetrado hasta la médula de la opinión pública: el de la estafa, valiéndose para ello de todas las terminales mediáticas y cuantos instrumentos y apoyos  institucionales, administrativos, judiciales y Asociaciones de Consumidores pesebreras y subvencionadas por ellos,  tenían a su disposición. Dar marcha atrás de todo lo actuado, reconocer que se equivocaron, que lo que hicieron y propiciaron fue un tremendo error, supondría para ellos un horror. Su escapismo, sin embargo,  es más que inútil porque el histórico del  PSOE cargará para siempre con la decisión que algunos tomaron hace once años. Evadirse y alejarse del problema no hace otra cosa que evidenciar y acentuar todo el daño y maldad que llevó aparejada su acción.

Nuestros compañeros inician hoy su segundo día de huelga. A pesar  de las tremendas condiciones en las que se les está obligando a pernoctar -a cielo raso- a causa del desmantelamiento ordenado por la  policía municipal, y que sus condiciones físicas tales como la falta de sueño, el ayuno y el cansancio irán a peor y terminaran por hacer mella en ellos, se puede adivinar su determinación de llegar hasta el final en su gesto de no abandonar ayer el "campamento" a pesar de haberles privado de las mínimas "comodidades" de las que disponían para aliviar, en lo posible, el impacto y sufrimiento de la huelga que acaban de iniciar. (No quedan lejos en el recuerdo aquellos días del famoso 15-M, en los que miles de personas se concentraron en la Puerta del Sol para protestar, sin que nadie les "desmantelase", dejando tras de si toneladas de basura, cuando finalmente, después de varias semanas de "acampada",  se ejecutó la orden de evacuar).

El potencial humano, la fuerza y determinación de nuestros compañeros en huelga de hambre pueden conseguir transformar una tragedia, que afecta a cientos de miles de compañeros más, en un triunfo personal que revierta una situación a la que nuestro Gobierno, heredero involuntario de la flagrante ignominia de su predecesor socialista,  debe poner punto y final ¡YA!.

-------------------------------------------

(*)  Carta escrita en noviembre de 2006, con relación al procedimiento Afinsa, y entregada posteriormente en mano a su señoría el juez D. Santiago Pedraz. La traigo a colación, en la entrada del día de hoy, porque ya en 2006 se vislumbraba el horizonte de desesperación que se abría ante nosotros.

En la actualidad, la sentencia emitida por la Sala de lo Penal, derivada de la instrucción llevada a cabo por el juez Pedraz, se encuentra en fase de recurso de casación ante el Tribunal Supremo. 

El texto que sigue a continuación bien podría haber sido escrito el día de hoy.
 (El Saqueo de Afinsa: una intervención político financiera de diseño- Editorial Punto Rojo - págs. 187-188 - Todos los derechos reservados).


(...) Antes de traer su contenido a estas páginas y ofrecérsela al lector, tal cual le fue entregada a su Señoría, conviene aclarar que está inspirada en uno de mis autores de cabecera, el psiquiatra y psicoterapeuta austriaco, Viktor Frankl, autor de “El hombre en busca de sentido”, a cuyo texto me refiero para establecer un cierto paralelismo entre la situación vivida por él y por cientos de miles de personas más, todos ellos prisioneros del campo de concentración de Auswitchz, y la que estamos —y continuamos—viviendo nosotros, 199.022  “prisioneros” de la intervención político financiera de Afinsa. Cierto es que dicho paralelismo entre las dos situaciones no deja de ser abismal, y por ello solicito la indulgencia del lector, pero no es menos cierto que, recursos literarios aparte, hay una realidad terrible que resulta innegable: miles de perjudicados, económicamente arruinados y moralmente destrozados, somos víctimas de un procedimiento que sigue abierto. A día de hoy continuamos estando retenidos, contra nuestra voluntad, en un “campo de concentración jurídico”, que nos tiene atrapados en bucles jurídicos y en el tiempo, sin viso alguno de punto final. (...)

  

Carta abierta a su Señoría el juez D. Santiago Pedraz:

Señoría:

Hace unos meses, su Señoría tuvo a bien recibir a unas personas afectadas por la intervención judicial de Afinsa, en el llamado “Caso Atrio”, aún pendiente de resolver. A instancias de las preguntas efectuadas por estas personas con respecto a la marcha del proceso de Afinsa, usted, Señoría, respondió que: “está comprometido en acelerar los trámites para que en el “menor tiempo posible” se llegue a la resolución del caso”. Permítame, Señor Juez, que, a título personal, comparta con usted mi inquietud frente a esta respuesta, le traslade algunas de mis reflexiones y le plantee algunas preguntas: ¿Acelerar los trámites? ¿Qué entiende Usted, Señoría, por “acelerar” los trámites? ¿Cuál es su medida del tiempo? ¿Cuál es su urgencia para solucionar nuestro problema? ¿Sabe acaso Usted cuál es la nuestra? ¿Confluyen ambas?

Veamos, Sr. Juez, creo que en realidad usted y nosotros, los afectados, estamos en diferente “longitud de onda”. Su horizonte temporal, Señoría, es muy diferente al nuestro. Usted no ha vivido los veinte meses transcurridos desde la intervención como los hemos vivido nosotros. Se lo digo, Señoría, con toda seguridad, y desde el respeto. Para nosotros, esos veinte meses han sido parte de nuestra vida, veinte meses de auténtico sufrimiento y desgaste que nadie nos va a devolver. La intensidad vivida en ese tiempo pasado, y la que viviremos en el que nos queda por delante, aporta una nueva dimensión humana a lo que, en terminología jurídica, simplemente se denomina “trámite”.

Aquí nos tiene a 192.000 personas pendientes de una “dinámica de aceleración” en nuestro proceso, de que un día, de repente, se comprenda —por fin— que ya es el momento de imprimirle agilidad a nuestro tema. Y entre tanto esto sucede, permítame que comparta con Usted algunas de las reflexiones del Dr. Viktor Frankl con respecto a las experiencias vividas como prisionero en el campo de concentración de Auschwitz, de cara a lo que en un lugar como aquél, y para todos los prisioneros, significaba “la espera”:

“[…] Al relatar o escribir sus experiencias, todos los que pasaron por la experiencia de un campo de concentración concuerdan en señalar que la influencia más deprimente de todas era que el recluso no supiera cuánto tiempo iba a durar su encarcelamiento. Nadie le dio nunca una fecha para la liberación (en nuestro campo ni siquiera tenía sentido hablar de ello). En realidad, la duración no sólo era incierta, sino ilimitada. Un renombrado investigador psicológico manifestó, en cierta ocasión, que la vida en un campo de concentración podía denominarse “existencia provisional”. Nosotros completaríamos la definición diciendo que es “una existencia provisional cuya duración se desconoce.

[…] Al entrar en el campo, las mentes de los prisioneros sufrían un cambio. Con el fin de la incertidumbre venía la incertidumbre del fin. Era imposible prever cuándo y cómo terminaría aquella existencia, en caso de tener “fin”. El vocablo latino “finis” tiene dos significados: final y meta a alcanzar. El hombre que no podía ver el fin de su “existencia provisional”, tampoco podía aspirar a una meta última en la vida. Cesaba de vivir para el futuro en contraste con el hombre normal. Por consiguiente, cambiaba toda la estructura de su vida íntima. Aparecían otros signos de decadencia como los que conocemos de otros aspectos de la vida”. (Viktor Frankl, “El hombre en busca de sentido”).

Señor Juez, Señoría, ¿cuántos afectados por la intervención judicial y policial no están ya entre nosotros porque entraron en un proceso de decadencia absoluta, al no ver “el fin y la meta” de la experiencia que les había tocado vivir? ¿Cuántos más prevé que pueden dejarnos, por la misma razón? ¿Cuándo, Señoría, podremos saber cuánto tiempo durará nuestro “encarcelamiento”? ¿Hasta cuándo y cuánto cree usted que podemos resistir? ¿Qué fecha aproximada prevé, según los plazos y el ritmo que marca la justicia, para que se ponga fin a “nuestra existencia provisional”? Si no puede hoy, en el presente, responder a estas preguntas, podríamos llegar a cuestionarnos que usted esté en el convencimiento de que se va a poner fin a esta pesadilla en un futuro próximo. Y nos cuestionamos también que, en realidad, pueda “acelerarse” nada. Nosotros somos, por lo tanto, no sólo “prisioneros” de la intervención, sino también de la administración de  los tiempos y de los plazos judiciales. Es mi deber informarle, Señoría, que muchos “prisioneros” están al límite de su resistencia, moral y física; que ya no pueden aguantar más tiempo.

Considere, por último, que mientras se nos retiene a la fuerza, viviendo en la provisionalidad de lo que está por venir, nuestras mentes acabarán sufriendo un cambio. Para algunos será el fin. Para otros, representará un desafío. Para muchos, lo peor está aún por llegar. Para una minoría, lo peor ya ha pasado. Pero tanto a unos como a otros se nos ha hecho “prisioneros” por la fuerza, y se nos está despojando del presente: Nos obligan a pensar en lo que fue nuestro pasado, sin dejarnos ver claramente cuál va a ser nuestro futuro.

Señoría, si realmente le importamos, dé nuestro caso por resuelto. No acelere, resuelva y cierre. Sólo así podremos, por fin, dejar esta “existencia provisional”, que nos está forzando a vivir en un auténtico estado vegetativo.

Atentamente suya,
María de los Milagros Hernán Álvarez.
Afectada por la intervención de Afinsa.

(El Saqueo de Afinsa: una intervención político financiera de diseño- Editorial Punto Rojo - págs. 187-188 - Todos los derechos reservados).